¿Quieres ser una novia de corto? Este vestido de Tulle Rouge hace un CUERPAZO de caerse de espaldas

El vestido de Arantxa Cañadas tiene dos detalles que te enamorarán: flecos y volantes. ¿Hay algo más sofisticado que eso? Lo dudamos.

Vestido de Tulle Rouge Atelier
Vestido de Tulle Rouge Atelier, diseñado por Arantxa Cañadas

Después de ver a Sofía Paramio casarse de corto con un diseño de Carmen March que, para mi gusto es uno de esos vestidos de novia de influencer que pasará a la historia, confieso que tengo unas altas expectativas con los vestidos cortos. Sin proposición de matrimonio ni nada que se le asemeje, cada vez que entro en una cuenta de Instagram que tiene que ver con  novias, tiendo a acumular fotos en mi móvil. Oye, que nunca se sabe lo que puede pasar y mejor ser previsora. Aprovechando que Arantxa Cañadas estrena atelier en la Avenida Felipe II nº 13,  1º izquierda (Madrid), he vuelto a revisar su timeline y he encontrado uno de esos vestidos que enamora a cualquiera. Y, por supuesto, es corto. 

 

Vestido de novia de Tulle Rouge
Vestido de novia de Tulle Rouge

A ver, corto, corto, corto del todo no es, pero tiene un largo midi que es lo más elegante que se puede poner una novia que no quiere ir de largo. Se trata de un vestido blanco, troquelado y que se adapta a la figura tan bien que parece cosido sobre el propio cuerpo. Es más, estoy segura de que esa silueta tubular no solo es que favorezca a todos los cuerpos, es que nos hace tipazo y no puede ser más sexy

  • Se ajusta, sí, pero vas a poder respirar. Lo bonito del vestido de Tulle Rouge (y a la vez lo más elegante) es que insinúa la silueta femenina de una manera muy sofisticada. 
  • El largo es clave. Tanto si te casas por la Iglesia como en una ceremonia civil, este vestido el perfecto por el largo porque es un término medio. 
  • Cargado de detalles. Tanto el volante del bajo, que recuerda a los diseños más icónicos de Dolce & Gabbana, como los flecos en el escote de la espalda marcan la diferencia. Puedes ser una novia de corto a secas, pero la idea es ser una novia de corto sofisticada, ¿no te parece?
piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo