Nos 'colamos' en casa de María García de Jaime, ¿qué hace durante el confinamiento?

La influencer no para ni un momento. Ha redescubierto su amor por la pintura, ha retomado la lectura y se ha dado cuenta de que cocinar le gusta más de lo que pensaba. Y no se le da nada mal.

¿Que el confinamiento es aburrido? Entonces es porque no has echado un vistazo a la cuenta de Instagram de María García de Jaime. La influencer, que pasa estos días en familia, no para un segundo, como nos lo ha contado en nuestra especial de entrevistas durante la cuarentena. Mientras que Patry Jordán está completamente volcada en el deporte y en preparar contenido para el gym virtual y Natalia Cebrián se esfuerza cada día en darnos lo mejor de sí misma en sus looks y en Tik Tok, la influencer madrileña está aprovechando para hacer todas esas actividades que, aunque siempre le han gustado, las tenía un poco olvidadas. 

“Pintar siempre me ha gustado muchísimo pero por trabajo o por otras cosas no lo hacía”, nos ha contado. Y, como nos ha mostrado en sus stories de Instagram, también está practicando con la cocina, que ha sido su gran descubrimiento y ahora, reconoce, que le gusta mucho más de lo que creía. “En Instagram tengo un destacado con un montón de recetas”, nos ha contado durante la entrevista. Además, está retomando la lectura -nos ha recomendado uno de sus libros favoritos- y viendo series. 

 

Mamá de un niño de cuatro años junto a Tomás Páramo, uno de los organizadores de la iniciativa ‘Acortando la distancia’que une a enfermos de coronavirus con sus familias gracias a una tablet, estos días de confinamiento también le están sirviendo para disfrutar de la compañía de su pequeño. Tanto su marido como ella, le ayudan con las tareas del colegio, refuerzan en inglés a través de una app que acaban de conocer y están completamente enganchados a hacer figuritas de papel con tutoriales de Youtube. ¡Vaya planazo! 

¿Con ganas de saber más de una de nuestras influencers favoritas? Mejor que te lo cuente María, así que dale al play y disfruta, delooker. 

Continúa leyendo